Lota nasal Mandala, creme

Lota nasal Mandala, creme

La práctica del "Neti" - una práctica yoguica milenaria.


Material: Porcelana


Capacidad: 250ml

11,90 €

Lota nasal Mandala, creme

Doble click en la imagen para abrir/cerrar

Alejar
Acercar

Detalles

La nariz es un órgano mucho más importante de lo que creemos. Los rinólogos enumeran hasta 30 funciones diferentes (filtrar el aire absorbido, humedecerlo, percibir olores, …) y por eso Daniel Reid en su libro “El Tao de la salud, el sexo y la larga vida” habla del maravilloso pero mal comprendido aparato nasal.

Así como ya es habitual el uso de cepillo de dientes, la nariz es el único orificio que no limpiamos y que más ensuciamos porque por ella pasan cada día 16.000 litros de aire dejando gran cantidad de partículas, bacterias, etc.

Además, la contaminación, el tabaco y la dieta rica en azúcares, lácteos y harinas refinadas perjudica a las mucosidades, volviéndolas densas y espesas.

La mejor manera de limpiar la nariz y mantener los conductos nasales despejados es administrar regularmente una ducha nasal que en términos yóguicos se llama NETI o jala neti. Y para ello se utiliza una especie de tetera denominada LOTA.

 
La neti limpia la zona, expulsa el polvo, grasa y contaminantes, lava a fondo las sensibles terminaciones olfativas y con todo ello aumenta nuestra capacidad para extraer y asimilar el aire físico y energético (qi).

CÓMO SE USA:
Es muy fácil. Se llena de agua tibia y se vierte un 1/3 de cucharadita de sal. La idea es aproximarse a la temperatura y salinidad de los conductos nasales para que no se produzca un intercambio osmótico de líquidos con las membranas nasales.

Se inclina el cuerpo hacia delante en el lavabo, se ladea la cabeza, se inserta la punta de la lota/tetera en el orificio superior de la nariz y se va vertiendo poco a poco. Se trata de que el líquido entre por el lado superior de la nariz y salga por el inferior. Se hace eso con la mitad del líquido de la lota y se cambia de lado. 

Cuando se acaba el agua de la lota, nos tapamos alternativamente la nariz y soplamos con fuerza para expulsar suciedad.

Si los conductos están muy obstruidos, no circula el agua de un lado a otro y entonces hay que hacerlo por cada lado independientemente, tapando el agujero inferior y sin tragar el agua si pasa al paladar.

La prueba de que hemos hecho correctamente la limpieza nasal es que notemos cómo la sensibilidad olfativa aumenta enormemente. 

Los expertos afirman que con ejercicios respiratorios y duchas nasales regulares, nos podemos despedir de los resfriados porque en contra de la opinión de los médicos occidentales que culpan a los gérmenes de los trastornos respiratorios, la causa es una toxicidad patológica de las membranas nasales que se convierten en caldo de cultivo ideal para los gérmenes.

Daniel Reid aconseja esta ducha nasal 1 ó 2 veces a la semana pero otros autores prefieren a diario y en ayunas. Cuando hay mucha mucosidad se puede repetir varias veces al día, la última antes de dormirse.

La neti es una técnica sencilla e inocua que se puede realizar desde los 3 años. Se recomienda para todas las personas y especialmente para los deportistas (potencia la oxigenación), alérgicos, para los que sufren sequedad de fosas nasales, congestión, sinusitis, ronquidos, faringitis, rinitis, afonía, dolores de cabeza, …

También pueden interesarle los siguientes productos

Lota nasal Mandala, mango

Lota nasal Mandala, mango

11,90 €
Lota nasal Mandala, lavanda

Lota nasal Mandala, lavanda

11,90 €
Lota nasal Mandala, aqua

Lota nasal Mandala, aqua

11,90 €
Lota nasal Mandala, jade

Lota nasal Mandala, jade

11,90 €